Avisar de contenido inadecuado

Los Miedos Irracionales: el Dentista

{
}

Uno de cada cuatro personas tiene miedo al sentarse en la silla del dentista, pero hay maneras de superar su miedo. Tener miedo al dentista significa cosas distintas para diferentes personas. Tal vez sea el pensamiento de que el tratamiento le va a doler, o el hecho de que los sonidos y olores traen recuerdos de malas experiencias como un niño.


La buena noticia es que más y más dentistas entienden los temores de sus pacientes. "Las personas que tienen miedo al dentista con frecuencia nos piden ayuda porque están al borde de sus límites cuando van a visitar al dentista." De hecho, algunas personas tienen tal fobia dental mal que no han visto a un dentista durante años. 

Los Avances Dentales
Si usted no ha visto a un dentista durante varios años debido a miedo o ansiedad, puede estar seguro de que usted va a encontrar esta experiencia más llevadera la actualidad.


"Las clínicas dentales modernas son entornos mucho más amigables, con flores en la sala de espera, cuadros en las paredes, un área de recepción agradable y el personal cortés".

Los avances tecnológicos también han mejorado la odontología. El tratamiento suele ser en la mayorái de las ocasiones completamente indoloro. La varita dental (un sistema computarizado de inyección que se parece a un lápiz y entrega el anestésico muy lentamente por lo que es sin dolor) es ideal para cualquier persona con una fobia a las agujas. El gel anestésico también puede ser usado para adormecer sus encías antes de una inyección para que sienta la aguja.....

Presentamos ahora 8 consejos para aliviar el miedo dental.

  • Encontrar un dentista sensible al bienestar del paciente. Pregunte a sus amigos y familiares que le recomienden uno o busque a alguien que se anuncie como experto en el tratamiento sin dolor.
  • Una vez que haya encontrado a alguien que usted piensa puede ser adecuado, visite la consulta para echar un vistazo alrededor, conocer la recepcionista y el dentista y ver el ambiente.
  • Informe a su dentista que usted está ansioso para que sepan de antemano, y
    escoja una cita a primera hora de la mañana, para tener menos tiempo para pensar en ello.
  • Lleve a un amigo con usted a su cita. Al dentista no le importará si le acompañan durante todo el chequeo o tratamiento.
  • Acordar una señal con el dentista para señalar que usted necesita un descanso y desea que se detengan. Puede ser tan sencillo como apuntar el dedo, y le ayudará a sentirse más relajado.
  • Si usted piensa que va a ayudar, empiece con un tratamiento menos agresivo como una limpieza dental, antes de hacerse implantes dentales, una vez que se ha construido la confianza y la relación con su dentista.
  • Si el dentista no dispone de equipo de música, lleve un aparato que le permita escucharla, le ayudará a relajarse.
  • En último extremo puede solicitar la sedación consciente

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Los Miedos Irracionales: el Dentista

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre